La Diputación de Salamanca destina más de 3,3 millones a la gestión del ciclo del agua en la provincia

Gestión del ciclo del agua. Imagen de un arroyo.

El diputado de Medio Ambiente, Manuel Rufino García, realizó hoy con motivo de la celebración del Día Mundial del agua, un balance de los programas y actuaciones en la provincia que se enmarcan en la gestión del Ciclo del Agua, para lo que se destina un presupuesto de 3,3 millones de euros anuales.

El diputado de medio ambiente destacó la necesidad de llevar a cabo una gestión responsable de este recurso tan importante y explicó que la Diputación de Salamanca presta un servicio eficiente del mismo, desde el punto de vista de la calidad y medio ambiental.

En este sentido, informó que la institución provincial ofrece a los municipios servicios destinados al control de la calidad del agua de consumo humano; servicio de limpieza de alcantarillado y depuradoras; abastecimiento de agua con cisternas; la limpieza de cauce; y sistemas de abastecimiento de agua y depuración de aguas residuales, prestando además un servicio de asistencia técnica a los municipios en esta materia.

En cuanto a la calidad del agua, detalló que en 2016 se realizaron 3.053 análisis en los municipios de la provincia, con un coste que ascendió a los 160.550 euros.

También se lleva a cabo un servicio de limpieza de redes de alcantarillado y depuradora y se llegó a las 354 actuaciones en 131 municipios. Las tareas que se realizan son por una parte de limpieza general y preventiva, pero también se actúa bajo demanda y ante problemas puntuales como pueden ser los atascos. Se trata de un servicio cofinanciado con los propios ayuntamientos, a través de una tasa que se establece en función de su población. El coste total del mismo es de más de 121.000 euros.

Para garantizar el suministro de agua, la Diputación de Salamanca dispone de camiones cisterna que trabajan a demanda las 24 horas del día todos los días del año. En este sentido, el diputado recordó que se trata de un servicio que se utiliza fundamentalmente para situaciones de emergencias, como contaminaciones puntuales o averías y también cuando hay escasez de agua, pero son casos muy puntuales. En 2016, se atendieron 218 solicitudes.

Uno de los programas que calificó como más útil para los municipios es el denominado Plan de Sequía y por ese motivo es el que cuenta con un mayor presupuesto: 1,5 millones de euros. Gracias al mismo, los municipios pueden acometer las obras que consideren necesarias para mejorar la calidad y cantidad del agua destinada a consumo humano. En esta ocasión, se han presentado 217 solicitudes y ya se han resuelto de forma favorable 75 de ellas, por un importe de 1 millón de euros. Aún queda por resolver la segunda fase.

Una de las actuaciones más novedosas de este año ha sido la convocatoria de Limpieza de Tramos Urbanos de Cauces que contó con 100.000 euros de presupuesto. Se seleccionaron un total de 22 municipios para formar parte de la misma.

Por último, informó que la Diputación de Salamanca gestiona el abastecimiento de agua a 41 municipios, con una población total de más de 15.000 habitantes estacionales. Del mismo modo, asume la depuración de aguas residuales en 14 núcleos de población, en los que residen más de 40.000 habitantes. (Sistema Colector Norte-  Sistema Las Villas).