Atención a Cuidadores

cuidadores

Cuidar a un familiar es una tarea compleja: las familias cuidadoras, dada su dedicación pueden sufrir agotamiento, aislamiento y dificultades para afrontar con garantías una atención de calidad.

Los cuidados que nos proveemos a nosostros mismos son tan importantes como los cuidados que nuestro familiar necesita: adquirir conocimientos para cuidar mejor, expresar sentimientos y emociones, compartir los cuidados con los otros familiares y aprender a utilizar los recursos existentes, repercute favorablemente sobre la persona cuidada, en la persona cuidadora y en el entorno familiar.